Un informe de la Universidad Siglo 21 dio detalles sobre el uso excesivo del celular. Muchos reconocieron tener síntomas de nomofobia, el miedo a separarse del smartphone.

Un informe de la Universidad Siglo 21 reveló que el 12% de los argentinos tienen niveles muy altos de uso excesivo y continuo de las Tecnologías de la Información (TICs) y casi un 34% tiene un uso compulsivo.

De los que tienen un uso compulsivo, el 61% utiliza el celular fuera de su horario y más de la mitad piensa en tecnologías continuamente.

Si bien el celular es un instrumento que conecta a las personas existe el riesgo de «phubbing»: es decir, el destrato y la interrupción de un diálogo con alguien, cara a cara, para mirar el celular. En ese sentido, el 57,7% de los encuestados reconoció que en las charlas, ya sea con amigos o familiares, su interlocutor revisa el celular en medio de la conversación.