Foto: archivo.

Según el último informe de la consultora económica Ecolatina, el consumo masivo registró su segunda caída anual consecutiva, marcando un retroceso mayor a 5%.

El estudio analiza el impacto que tuvo la crisis del supermercado Carrefour en el sector, y concluye que, pese a que la economía logró recuperarse en 2017, el consumo masivo está a la baja, siendo “una de las variables más golpeadas de los últimos años”.

Además, remarca que esta evolución negativa no fue generalizada para el gasto general de los hogares. El consumo privado total (que incluye también la compra de bienes durables y servicios) avanzó 2,5% en los últimos dos años (sin considerar la variación de existencias). Se observa pues una sustitución en la composición del consumo hacia el interior del presupuesto de las familias.

Fuente: Ámbito.