Foto: Diario Perfil.

En la tarde del domingo, cinco ocupantes a bordo de una avioneta murieron luego de estrellarse en un descampado de la localidad pampeana de Quemú-Quemú. La aeronave viajaba desde San Rafael (Mendoza) con destino a Tandil (Buenos Aires).

La Junta de Investigación de Aviación Civil (JIAAC) informó que se trata de una nave Piper Seneca, matrícula LV-GZK, y confirmaron como hora del accidente las 15 horas.

En el avión viajaban cinco hombres, mayores de edad: el piloto y cuatro tripulantes. Todos los pasajeros fallecieron al precipitarse la nave en un descampado y luego incendiarse en la localidad pampeana al límite con la provincia de Buenos Aires.