Foto: Minuto 1.

Dos autos de remiseros del barrio porteño de Flores aparecieron este domingo en la Avenida Directorio y Lacarra, en Parque Avellaneda, con los vidrios rotos, pintadas y los neumáticos pinchados. Si bien no hubo testigos, apuntan a los “caza Uber” porque ambos tenían el nombre de la compañía escrita con aerosol rojo.

“Los confundieron con autos que trabajan para Uber y los destrozaron. Aparentemente es una amenaza”, explicó al diario Clarín Vivian Irrat, la dueña de uno de ellos. Su Etios color negro tiene los cristales rotos, las ruedas tajeadas, la chapa manchada de ácido, además de la inscripción en la puerta del conductor y la de atrás.

Según explican los conductores, el grupo conocido como los “caza Uber”, conformado en su mayoría por taxista, busca detectar autos y chóferes que trabajan para la empresa y luego denunciarlos a la Policía. La Fiscalía de la Ciudad aseguró que está investigando varios casos de agresiones similares.

Fuente: Minuto 1.