Tess Thompson Talley publicó las imágenes junto al animal sudafricano. Las fotos y su mensaje indignaron a miles de defensores de animales.

Las fotos de una cazadora americana encendieron una tormenta en las redes sociales después de que un medio local de África levantara su historia. Tess Thompson Talley mató a una jirafa negra durante un viaje a Sudáfrica y se mostró orgullosa con su “trofeo”. Las críticas no tardaron en llegar.

Las imágenes muestran a Talley, de Kentucky, parada al lado de la jirafa muerta. “Descubrí esta rara jirafa negra y la aceché por un buen rato. Sabía que era la elegida”. La caza fue hace un año, pero recién ahora se viralizó la información. La práctica es legal en varios países africanos, entre ellos Sudáfrica, Namibia, Zambia y Zimbabwe.