La niña fue trasladada de urgencia al Hospital Perrando porque necesitaba cuidados intensivos. El cuadro era de extrema gravedad: desnutrición crónica, anemia, neumonía. Sumado a un embarazo de 28 semanas. Y a su edad: 13 años. Ante la posibilidad certera de su muerte, fue sometida a una cesárea. El bebé, prematuro nació con menos de un kilo y a las horas murió. La niña ahora lucha por salvar su vida.

La nena, de la comunidad Qom, tiene falla multiorgánica. No le llega oxígeno a los tejidos. Los médicos del hospital más grande de Resistencia, Chaco, no creen que pueda sobrevivir. Se conoció también que cuando llegó al centro médico, desconocía que estaba embarazada.

Chaco es una de las provincias con peores índices del país. Según el Indec, Gran Resistencia es la ciudad más pobre: el 39,2% de su población vive bajo de la línea de pobreza. Son más de 150 mil personas. La indigencia es del 8,8%, 33 mil personas.