«La nueva medida del Gobierno que permitirá la carga directa de combustible por parte de los clientes de una estación de servicio atenta contra la seguridad de los usuarios de estaciones de servicios y el empleo”, fundamentó el legislador provincial Juan Manuel Pedrini.

El diputado recordó que son más de 100.000 puestos de trabajo los que están en riesgo en toda la Argentina. Agregó que «los combustibles son altamente inflamables y su manipulación requiere de personal capacitados”.

“Desde que asumió Macri se perdieron más de 400.000 puestos de trabajo y se duplicaron la cantidad de planes sociales. Parecería ser que el proyecto del Gobierno Nacional es cambiar empleo por subsidio al empleo, no podemos seguir empujando a compatriotas al desempleo y la precarización laboral», enfatizó el exministro de Gobierno del Chaco a Diario Norte.

Por último, manifestó que de aprobarse este proyecto el Chaco, sería junto a la Provincia de Buenos Aires, “las únicas en prohibir el autoservicio de combustibles”. “Esta prohibición se basa en cuestiones de seguridad y en la necesidad de sostener el empleo y no generar una nueva legión de desempleados”, concluyó Pedrini.