Andrés Chapu Nocioni, gloria del básquet argentino y pilar de la Generación Dorada que tuvo su punto más alto con la medalla dorada en Atenas 2004, anunció a los 37 años a través de Twitter su decisión de no jugar más profesionalmente al básquet.

“Como tengo en claro que no podré cambiar mi temperamento jamás, ME RETIRO. Me voy antes de que me echen”, expresa en su punto central el mensaje que el alero santafesino, que actualmente juega en el poderoso Real Madrid de la Liga ACB, emitió esta mañana en la red social.

“Viví como jugué. Fui siempre honesto y entregué mi corazón en cada club en que estuve; todos los días, todas las prácticas, todos los partidos”, apuntó Nocioni en su cuenta de Twitter.

“En el camino he cumplido muchos sueños. Sueños que ni me imaginaba concretar cuando comencé a jugar en Ceci de Gálvez”, continuó el jugador de 37 años. “Tenía como aspiración máxima llegar a Europa y no solo lo concreté, sino que además sumé una etapa en la NBA. No quiero ponerme nostálgico en esta carta, pero es imposible no mirar en retrospectiva y sorprenderme tirando en un arito todo roto de mi ciudad”, agregó.

“Llegué más lejos de lo que esperaba. Compartí camiseta con alguno de los mejores jugadores del mundo. Y me enfrenté con muchos otros a los que veía en fotos. Me descubrí en lo más alto de un podio olímpico con la camiseta que más quise, en una tarde que jamás olvidaré. Grité, sufrí, festejé, lloré: crecí. Nunca me entregué”, indicó Nocioni.

“Hasta acá hemos llegado, amigos. Ha sido un camino largo, repleto de piedras, luces, empeño y también grandes satisfacciones. Pero de algo estoy seguro: valió la pena transitarlo”, concluyó el jugador argentino.