Las autoridades del Gobierno chino acusaron este lunes a Estados Unidos de generar pánico por las medidas tomadas a raíz de la epidemia del nuevo coronavirus, que causó ya 361 muertes y más de 17.200 infectados, según las últimas cifras difundidas este domingo.

La portavoz del Ministerio de Exteriores del país asiático, Hua Chunying, señaló que el Gobierno estadounidense fue «el primero en evacuar al personal de su consulado en Wuhan, en mencionar la retirada parcial de su personal en la embajada y en imponer una prohibición de entrada en el territorio a los visitantes chinos».

«Por lo que yo sé, el Gobierno de Estados Unidos todavía no ha ofrecido ninguna ayuda sustancial a la parte china. Todo lo que ha hecho solo puede crear y propagar el miedo», concluyó.

Las declaraciones de la funcionaria china surgieron luego de que el país norteamericano prohibiera la entrada a su territorio a todos los no residentes que hubieran visitado China en los últimos 14 días, mientras que aconsejó a sus ciudadanos no viajar a ese destino.

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la prioridad en la lucha contra la epidemia es contener el coronavirus en China, su epicentro, para que así la propagación a otros países sea lenta y controlable.

«Si invertimos en luchar en el epicentro, en el origen, entonces la propagación a otros países es mínima y también lenta. Si es mínima y lenta, lo que salga también podrá ser controlado fácilmente», explicó.

Además, el 30 de enero, la OMS anunció que el coronavirus representa una «emergencia de salud pública de preocupación internacional».

Este lunes finalizaron las vacaciones por el Año Nuevo chino, que fueron extendidas por orden del Gobierno por cuatro días más en el marco de las medidas tomadas para evitar los desplazamientos masivos que aumenten los contagios.

De esta manera, millones de trabajadores retomaron sus tareas pero las reincorporaciones se producen de modo gradual y los centros de enseñanza de todo el país no tienen una fecha de vuelta a clase.