En una escueta circular publicada por el nuevo puesto de mando para el control y prevención de la neumonía de Wuhan, se estableció que a partir de las 10 hora local de hoy se suspendieron el «transporte público urbano, el metro, el ferri y los transportes de pasajeros de larga distancia».

Esta drástica medida tiene como objetivo, según el comunicado, «cortar de forma efectiva la transmisión del virus, contener con determinación la inercia de la propagación de la epidemia y garantizar la seguridad de las vidas y la salud de la gente», según precisó EFE.

A la medida se unió, al menos parcialmente, la cercana ciudad de Ezhou (a 80 kilómetros de Wuhan), la cual suspendido sus servicios ferroviarios desde las 11.20 horas local de hoy, a fin de «cortar de manera efectiva los canales de propagación del virus».

Hasta la fecha, los servicios sanitarios chinos realizaron seguimiento de 5.897 personas que estuvieron en contacto cercano con pacientes contagiados y, de ellas, 4.928 se encuentran en observación mientas que 969 fueron dadas de alta.

Según la citada comisión, el periodo de incubación del virus puede durar hasta 14 días.

Mientras tanto, la OMS continúa este jueves con su reunión de expertos a fin de determinar si es necesario declarar una alerta internacional por el virus.