Hace tres meses, los destinos de Joe Wolek (54), Juan Pablo Kukoc (18) y el policía Luis Oscar Chocobar (30) se cruzaron en La Boca y entonces ya nada fue igual. El primero, un turista estadounidense que paseaba por La Boca, recibió 10 puñaladas al ser atacado por Kukoc y otro cómplice que le quisieron robar la cámara. Wolek protagonizó una recuperación milagrosa en el Hospital Argerich. Kukoc, herido de bala por Chocobar, murió cuatro días después.

Con el turista de alta y de regreso en su país, la conmoción fue desplazada por la polémica que generó el procesamiento del policía, que estuvo detenido 72 horas. Lo acusan de “homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber”.

Su accionar generó una fuerte división en la sociedad: algunos lo criticaron, pero muchos otros lo avalaron, entre ellos el presidente Mauricio Macri, quien lo recibió en Casa Rosada. Ahora, en una entrevista exclusiva con Clarín, dice que “volvería actuar de la misma manera”.