Cientos de fieles aguardan la medianoche de este martes a que abran las puertas de la iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, para pedirle al santo por trabajo y salud.

Por su parte, los movimientos sociales marcharán este miércoles para denunciar la «política de hambre y exclusión del gobierno nacional», al tiempo que pedirán «paz, pan y trabajo» para los sectores más desprotegidos, de acuerdo con un comunicado de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

A la protesta se sumarán las agrupaciones Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán (FPDS), cuyos militantes marcharán entre Liniers y la plaza del Congreso.

En el día del llamado santo del trabajo, junto al Frente Sindical por el Modelo Nacional y organizaciones sociales y sindicales agrupadas en la CGT y las CTA, denunciarán la «política de hambre y exclusión del gobierno nacional», a la vez que pedirán «paz, pan y trabajo», las consignas que popularizara el cervecero Saúl Ubaldini en los albores de los ochenta.

Los organizadores, a los que también se conoce como «los Cayetanos», se proponen reivindicar, además, el programa de las 3 T (Tierra, Techo y Trabajo), y la prédica social del Papa Francisco y de los Movimientos Populares de todo el mundo», durante la marcha que unirá el Santuario de San Cayetano, en Liniers, con la plaza ubicada en Rivadavia y Callao.

Desde las 8.30 los militantes se reunirán en el cruce de Cuzco y Rivadavia para iniciar una caminata que tendrá dos paradas centrales: la primera en Plaza Flores, «donde se unirán trabajadores textiles y de la vía pública»; y en Plaza Miserere; para luego llegar a la plaza del Congreso, donde se realizará el acto de cierre a las 13.