La empresa de origen brasileño, DASS, confirmó este martes el cierre de su planta en Eldorado, Misiones, y el despido en dos etapadas de sus 640 trabajadores.

DASS, que llegó a tener 1.500 trabajadores en 2015, fabricaba zapatillas para la multinacional Nike y dejará de hacerlo en diciembre próximo debido al derrumbe del consumo interno y las imposibilidad de financiarse por las muy altas tasas de interés dispuestas por el Banco Central.

Según explicó a C5N Darío Vera, delegado gremial de la empresa, «Nike no retira la producción y a raíz de eso no tenemos trabajo».

Vera recordó que el año pasado ocurrió lo mismo con la marca alemana Adidas, quien cerró su planta en Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires, por la inviabilidad que representa fabricar zapatillas en el país. “Es más conveniente traer desde afuera”, aseguró el representante de los trabajadores.

Los despidos de los trabajadores ya habían comenzado el año pasado y siguieron a lo largo de éste. Ahora la empresa cerrará directamente sus puertas.

Vera aseguró en tanto que «los despidos todavía no sucedieron, estamos usando todas las herramientas a nuestra disposición para que no suceda, pero esa es la decisión que nos comunicaron de manera oficial desde la empresa».

«Nunca en todo este tiempo se acercó nadie a darnos alguna alternativa laboral y eso que hemos perdido a 900 trabajadores en los últimos cuatro años. Hoy los compañeros que quedan sin trabajo tendrán que salir a rebuscarse y tenemos mucha bronca porque nunca nos escucharon», dijo Vera.

«Dependemos mucho de esos puestos de trabajo en Eldorado» concluyó.