Foto: Minuto Uno

Desde la madrugada de este lunes la sensación térmica no baja los 30 grados en la ciudad de Buenos Aires y cuando el reloj pasó las 15 la térmica llegó a los 43,2 grados mientras que la temperatura alcanzó los 35,9 grados.

Desde el sábado el termómetro marca máximas por encima de los 31 grados, pero según explicó Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, a minutouno.com oficialmente aún no se puede hablar de ola de calor porque “se necesitan tres días consecutivos con temperaturas superiores a los 32,3 grados para la Capital Federal y el domingo hizo 31,7 grados”.

No obstante a ello, la meteoróloga advirtió que rige un alerta naranja para la población por las altas temperaturas y los cuidados especiales que se deben tomar por los golpes de calor.