Por una denuncia, las empresas reemplazarán el aceite vegetal brominado (BOV) de sus refrescos Fanta, Powerade, Mountain Dew y Gatorade. Era usado para mejorar la estabilidad de sus bebidas y evitar que ciertos ingredientes se descompongan. Pero lo tildan de no ser un alimento natural y producir malestar en la salud.

La empresa Coca-Cola retirará un polémico ingrediente de todas sus bebidas que lo contengan, incluidas Fanta, Powerade y Mountain Dew. La compañía, con sede en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, informó que el aceite vegetal brominado (BOV, por sus siglas en inglés) sigue siendo usado en algunos de sus refrescos, aunque no en todos los países.

El ingrediente se eliminará en Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica. La decisión llega después que un adolescente de Mississippi iniciara una junta de firmas en Change.org pidiendo que se eliminara el ingrediente de las bebidas Gatorade y Powerade. Coca-Cola anunció ahora que retira el BVO de Powerade, después de que su rival Gatorade, de PepsiCo, lo hiciera el año pasado.

Según informó la empresa a través de un comunicado de prensa, todas sus bebidas son seguras y cumplen con las normas de los países en que son vendidas. Además, la compañía subrayó que el BVO es usado para mejorar la estabilidad de sus bebidas y evitar que ciertos ingredientes se descompongan.

Sin embargo, decidieron que en los próximos meses lo retirarán de la elaboración a fin de ser coherente con los ingredientes que utiliza en todo el mundo. En lugar del BVO, a partir de ahora usará acetato isobutirato de sacarosa, que según Coca-Cola se usa en sus bebidas desde hace más de 14 años, y éster de glicerol de madera de rosina, que se encuentra con mayor frecuencia en chicles y refrescos.

A pesar de que ambas compañías defienden la seguridad de sus productos, cambiaron varias veces sus recetas mientras los consumidores optan cada vez más por alimentos que consideren naturales. Esta tendencia hizo que algunas compañías eliminen ingredientes o químicos que resultan poco familiares, aunque su uso haya sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) y hayan sido usados por años.