Un nene, una mujer y varias mascotas resultaron intoxicados por un polvo blanco distribuido en plazas y canteros por un sujeto aún no identificado. En el caso intervienen la Justicia, la Policía y la Ciudad.

Vecinos del barrio porteño de Colegiales están asustados y consternados por la aparición de una sustancia tóxica en distintos lugares públicos, que ya afectó a chicos y adultos así como a varias mascotas. “Echaron en la zona en la que juegan los chicos de la plaza San Miguel de Garicoits”, denunció Constanza.

Pero no sólo en ese parque se detectó veneno –un polvillo blanco- sino que también fue observado en otras plazas, así como también en esquinas, postes y canteros.

Compartir
Artículo anteriorBatalla en Mendoza
Artículo siguienteRiver empató contra Colón