La secretaria de Seguridad y Convivencia de Santa Marta, Priscila Zúñiga, dijo que se ejecutaron “las acciones necesarias” para impedir el ingreso ilegal de las personas procedentes de Venezuela a la ciudad. Cerca de 35.000 migrantes cruzan cada día la frontera buscando soluciones a la escasez que viven bajo el régimen de Nicolás Maduro.

Las autoridades colombianas comenzaron el proceso de deportación de 167 venezolanos que buscaban llegar a la ciudad caribeña de Santa Marta pero no contaban con la documentación requerida para su permanencia legal en el país.

La secretaria de Seguridad y Convivencia de Santa Marta, Priscila Zúñiga, dijo que en un trabajo coordinado de la Alcaldía, la Policía, Migración Colombia y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) se ejecutaron “las acciones necesarias” para impedir el ingreso ilegal de los venezolanos a la ciudad.

Los ciudadanos estaban intentando llegar a Santa Marta en autobuses por la Troncal del Caribe, carretera que comunica a esa ciudad con la de Riohacha, capital del departamento de La Guajira, fronterizo con Venezuela.