Son 120.000 los chicos de los niveles inicial, primario y secundario que volvieron a las aulas dando comienzo al ciclo lectivo 2016. El acto central, que contó con la presencia del vicegobernador, Carlos Ponce, se realizó en la Escuela Nº 234 “Armada Argentina” de Los Cajones, un establecimiento que durante el temporal que azotó al norte provincial el año pasado se destacó por su actitud solidaria.

Hace poco más de un año, intensas lluvias provocaron la crecida de los ríos en el norte provincial, dando lugar a inundaciones y pérdidas materiales de numerosas familias. El Río Conlara fue uno de los que más creció y sus aguas embravecidas llegaron hasta la localidad de Santa Rosa del Conlara, Lafinur y Los Cajones.

La escuela de esta última localidad se convirtió en albergue de más de 85 personas afectadas y su comunidad educativa colaboró con ellos, proporcionándoles un techo, distribuyendo alimentos y ropa y escuchándolos en tan difícil momento. Por esa actitud desinteresada y solidaria, el Gobierno provincial la eligió como lugar para realizar el acto central y dejar inaugurado oficialmente el ciclo lectivo 2016.

“Permítanme transmitirles el saludo del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, su cariño y la alegría inmensa que significa para nosotros estar aquí en esta escuela que fue tan solidaria y protegió a todos aquellos que pasaron ese mal momento el año pasado”, indicó el vicegobernador, Carlos Ponce, durante el acto realizado en el patio de la Escuela “Armada Argentina” y del que participaron el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, alumnos, legisladores provinciales, autoridades gremiales, educativas y comunales, vecinos de Los Cajones y excombatientes del Centro “2 de Abril”, quienes entregaron un reconocimiento al establecimiento.

Son 120.000 los chicos de los niveles inicial, primario y secundario que volvieron a las aulas.Son 120.000 los chicos de los niveles inicial, primario y secundario que volvieron a las aulas.

Posteriormente, Ponce les transmitió un mensaje a los docentes: “Nuestro gobernador, quien tanto piensa en los docentes, ha realizado un esfuerzo enorme para otorgarles una recomposición nacional, aun sabiendo de los problemas existentes a nivel nacional. Sepan que estamos a su disposición y nos esforzaremos para que nuestros niños alcancen el conocimiento necesario”, dijo.

La solidaridad de la escuela de Los Cajones, como así también la del pueblo puntano, fue destacada por Amitrano: “Este establecimiento estuvo abierto a la comunidad cuando se la necesitó, como lo ha estado la Provincia a lo largo de nuestra historia. En cada momento trascendente para nuestro país tuvimos un rol protagónico. Cuando necesitamos la libertad, enviamos granaderos; cuando necesitamos otorgar institucionalidad, estuvo Juan Martín de Pueyrredón y cuando fue necesario formar y educar, estuvieron presentes los maestros puntanos”, expresó.

Posteriormente, el ministro manifestó los cuatro pilares sobre los que la gestión del gobernador Alberto Rodríguez Saá trabajará en materia educativa: “Defenderemos la educación pública, trabajaremos en una mejor calidad educativa, no resignaremos nuestra visión innovadora y nos esforzaremos para que nuestros docentes trabajen cómodos”.

Al respecto del primero de los puntos indicó: “La educación pública es central en nuestra agenda porque desde la escuela se construye futuro y el Estado estará acompañando esta construcción”.

“La calidad educativa también ocupa un lugar primordial ya que el mundo le demanda muchas cosas a nuestros chicos por eso debemos darles las herramientas para que puedan insertarse y desarrollarse haciendo grande nuestra provincia”, dijo luego.

La escuela de Los Cajones se convirtió en albergue de más de 85 personas afectadas durante las inundaciones.La escuela de Los Cajones se convirtió en albergue de más de 85 personas afectadas durante las inundaciones.

La visión estratégica innovadora se abordará, según Amitrano, con la certeza de que la innovación lleva al futuro: “Por eso tenemos que abrir nuestra cabeza a  todo proceso innovador, pero esa innovación sólo funcionará si se da en un marco de absoluta libertad, proyectando cada uno sus sueños de la manera que lo crea conveniente, por eso queremos que las escuelas sean ámbitos de debate”, indicó.

Finalmente, se dirigió especialmente a los docentes de San Luis: “Queremos que trabajen cómodos sin mayores preocupaciones haciendo lo que aman, por eso trabajaremos para solucionar los problemas existentes”.

Luego de la ceremonia, que se desarrolló bajo un cielo nublado y una sorpresiva llovizna, los 150 alumnos que conforman la matrícula de la solidaria escuela, junto a sus maestros, se dirigieron a las aulas dispuestos a abrir sus mentes al saber.