El intendente de San Luis, Sergio Tamayo, inaugura el periodo legislativo 2020 en el Consejo Deliberante de la ciudad. Ante un recinto colmado, Tamayo aseguró que encontró un municipio totalmente devastado.

Arrancó de manera oficial el periodo de sesiones ordinarias en el Consejo Deliberante de la Ciudad de San Luis. El acto de inicio, fue encabezado por el intendente de la capital, Sergio Tamayo, donde destacó en su discurso, punto por punto, cómo se encuentra el municipio en la actualidad.

«Hemos declarado la emergencia económica, financiera, administrativa y del servicio público de transporte urbano de pasajeros, en este sentido, es necesario aclarar el estado en que se encontraban las finanzas», destacó en su discurso. Además dejó en claro que hasta el 10 de diciembre, el municipio presenta una deuda de casi $300 millones de pesos.

Dejó en claro que el personal de la municipalidad se multiplicó en los últimos meses de la anterior gestión, antes del traspaso de poder el 10 de diciembre pasado. Para el intendente, esto fue consecuencia de la situación en la que se encuentra el municipio en la actualidad. «Comenzamos la gestión con el enorme desafio y compromiso de trabajar al 100%, junto a sus trabajadores municipales, para empezar a sanear las cuentas publicas […]», expresó.

Al culminar el discurso, invitó a los consejales a seguir trabajando en conjunto para mejorar las condiciones que posee la intendencia capitalina: «los convoco a continuar trabajando juntos por el crecimiento de la ciudad y el bienestar de los vecinos».