Fue durante dos actos que se realizaron al mediodía del lunes, en el Centro de Convenciones de La Punta. Comerciantes y pequeños productores accedieron al crédito blando que otorga el Gobierno provincial para ayudarlos a atravesar la difícil situación económica que atraviesa el país. Perseverancia y optimismo fue el pedido del gobernador Alberto Rodríguez Saá, y les quienes les recordó también que no están solos. Les dijo: “No bajen las cortinas, vamos a seguir peleando”.

Pueyrredón es el departamento que más créditos recibirá en relación con su cantidad de población. Con las 1.200 órdenes de pago entregadas este lunes por el gobernador a pequeños comerciantes en problemas, en menos de una semana circularán alrededor de $6 millones, una cifra que impactará y movilizará la economía local, deprimida por la crisis nacional.

La mayoría de los pequeños comerciantes que recibieron el crédito del Gobierno provincial pertenecen a la capital puntana, seguidos de los de La Punta, Juana Koslay y Potrero de los Funes. También llegaron beneficiarios de localidades como Beazley, San Jerónimo, El Volcán, Balde, Desaguadero, Jarilla, Salinas del Bebedero, Zanjitas y Alto Pelado, entre otros.