La CTA opositora, el MST y la Corriente Clasista y Combativa marcharon al Congreso. El Frente de Izquierda se concentró en Plaza de Mayo. La CTA de Yasky fue al microestadio de Racing con el ministro Tomada.
Las principales organizaciones políticas, sindicales y sociales de izquierda protagonizaron hoy actos por el Día del Trabajador, frente al Congreso y en Plaza de Mayo, mientras que la CTA oficialista, conducida por Hugo Yasky, se movilizó al microestadio de Racing junto al ministro de Trabajo nacional, Carlos Tomada.

“Es una pena que haya dos actos separados. La izquierda y los luchadores necesitamos unidad para luchar y también como alternativa política”, advirtió el legislador porteño por el MST Nueva Izquierda Alejandro Bodart, durante la marcha que se realizó en plaza Congreso junto a la CTA opositora y la Corriente Clasista y Combativa.

Por otro lado, en Plaza de Mayo se nuclearon los partidos que conformaron el Frente de Izquierda (FIT) y las comisiones internas del Encuentro Sindical Combativo, quienes reclamaron un paro nacional de 36 horas y apuntaron contra “la burocracia sindical” por instar a una “desmovilización”.

El acto que se realizó en Plaza de Mayo contó con el respaldo, además del Partido Obrero, del PTS, el Nuevo Más, agrupaciones sindicales como ATE y Suteba, entre otras. También el dirigente ferroviario Rubén Sobrero, quién apuntó contra “la burocracia sindical”, advirtió que “la base está por encima de los dirigentes” y afirmó que no se le da continuidad a la lucha por que “están aterrados de las nuevas conducciones”.

“Este acto prefigura la unidad que se va a dar en las calles”, señaló a la agencia DyN el referente del sindicato de Empleados Y Obreros Municipales de Jujuy, Carlos Santillán, que también convocó a un paro de 36 horas para hacer sentir “que no estamos dispuestos a que nuestro salario sea variable de ajuste”.

Por otro lado, desde Plaza Congreso, Bodart pidió “unidad” en la izquierda, aunque criticó al FIT, “que rechazó hacer un acto conjunto”. “Si de cara al 2015 toda la izquierda política y social nos uniéramos en un programa y una gran interna, sería una alternativa para millones que buscan algo nuevo”, reconoció.

Para Vilma Ripoll (MST), también presente durante el acto, “Cristina y toda la dirigencia del sistema, desde Macri hasta Massa y Carrió, coinciden en hacerle pagar la crisis capitalista al pueblo trabajador. Por eso hay que proseguir las luchas y a la vez avanzar en una alternativa política por cambios de fondo”.

En tanto, el titular de la CTA, Hugo Yasky, exhortó a los trabajadores a “defender las conquistas logradas por este proyecto político” que inició el ex presidente Néstor Kirchner y continúa la presidenta Cristina Kirchner porque “sólo vamos a lograr avanzar en todo lo que falta, si continuamos en este rumbo”.

Al encabezar un acto por el Día del Trabajador en el microestadio de Rácing junto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, Yasky advirtió que “si nos llevan de nuevo a las políticas del neoliberalismo, olvídense de avanzar en todo lo que falta, ya que también vamos a perder lo que conquistamos”.

Ante más de 2.500 trabajadores y representantes gremiales de la central obrera, el titular de la CTA instó a “defender estas políticas del Gobierno nacional a toda costa” y planteó la “unidad popular y la lucha de la clase obrera para que nadie se confunda en el 2015”.

Por su parte, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) recordó el Día del Trabajador con una marcha desde la carpa villera instalada en la Plaza de la República hacia el Ministerio de Trabajo. Allí, exigieron el reconocimiento sindical de la CTEP, como así también de la obra social y sus aportes.