Pasadas las 19:30 de este sábado, la gente comenzó a llegar a las oficinas de Turismo para acompañar una iniciativa mundial que busca crear conciencia sobre la importancia del cambio climático. Shows en vivo, clases de gimnasia, pintura facial para niños, light painting y otras actividades, fueron las opciones que disfrutaron grandes y chicos en pleno centro de la capital puntana.

Y el mundo tuvo su respiro energético por 60 minutos. La 9ª edición de la Hora del Planeta se vivió en más de 160 países. Por  6º año consecutivo, la comunidad sanluiseña se mostró comprometida con el cambio climático y se sumó a las diferentes actividades organizadas entre el Gobierno de la provincia y la Municipalidad de San Luis, para celebrar una fecha significativa.

Desde las 19: 30 de este sábado, grandes y chicos, en familia y con amigos, colmaron la esquina de las oficinas de Turismo, en el centro puntano: lugar elegido para disfrutar de espectáculos en vivo, mucho color y, sobre todo, para tomar conciencia sobre el cambio climático.

El show circense de Sudaka Africana y EcoCirco, abrió el evento y las agrupaciones le pusieron ritmo a la fría tarde de San Luis. En paralelo, grandes y chicos se divertían con el light painting (pintura con luz), y con sus manos se encargaron de iluminar el venado de las pampas, ya que en esta edición la campaña promovía la conservación de diferentes especies autóctonas del mundo.

 El público se encargó de encender más de 100 velas que dibujaban el logo de la Hora del Planeta e iluminaban simbólicamente la ciudad de San Luis.El público se encargó de encender más de 100 velas que dibujaban el logo de la Hora del Planeta e iluminaban simbólicamente la ciudad de San Luis.

Pero el gran momento llegó a las 20:30. La cuenta regresiva anunciaba el inicio de un descanso energético -por una hora- para el planeta, e invitaba a todos a sumarse a esta campaña global de concientización.

Una vez producido el apagón, el público se encargó de encender más de 100 velas que dibujaban el logo de la Hora del Planeta e iluminaban simbólicamente la ciudad de San Luis.

Además, durante el evento, la Escuela de Samba “Sierras del Carnaval” también dijo “presente” y le puso música a la previa, durante y pos apagón. La batucada puntana se mimetizó con los flashes de la gente, que no quiso perderse ningún detalle de este acontecimiento.

El evento concluyó a las 21:30, cuando las luces volvieron a encenderse, marcando la concreción de una iniciativa que -año a año- busca generar conciencia sobre el cambio climático y la responsabilidad ambiental en toda la humanidad.