Los hallaron responsables de los delitos de “reducción a la servidumbre, estafas reiteradas y lesiones graves. La pena de Olivera fue mayor porque le sumaron el cargo de abuso sexual agravado.

El falso pastor Jesús Olivera fue condenado a 18 años de prisión. Su pareja, la periodista Estefanía Heit, recibió una pena de 13 años. Ambos fueron juzgados en Bahía Blanca por mantener cautiva durante tres meses a Sonia Molina en Coronel Suárez.

El Tribunal Oral Criminal 1 de Bahía Blanca condenó a ambos por reducción a la servidumbre, estafas reiteradas y lesiones graves. Mientras que a Olivera le sumaron el cargo de abuso sexual agravado. El fiscal de la causa, Eduardo Zaratiegui, había pedido 22 años para él y 16 para ella.

Según marca la sentencia, se comprobó que entre el 9 de agosto y 12 de noviembre de 2012 el falso pastor y la periodista secuestraron, golpearon y hasta le provocaron quemaduras a Molina, que fue encontrada en un “estado de desnutrición que puso en riesgo su vida”.

Sin embargo, no comprobaron que ese estado haya sido generado con intención de provocar la muerte, por lo que absolvieron a los imputados del delito de tentativa de homicidio. Además, el fallo asegura que la víctima fue violada.

“Esperaba más años de condena, lo que el fiscal había pedido, pero igual estoy conforme. Lo importante es que estas personas no queden libres”, declaró Sonia Molina minutos después de que se conociera la sentencia.

El fiscal Zaratiegui consideró “justo” el dictamen y adelantó que no va a apelarlo. “Este fallo es importante por la pena, que es grave, cuantiosa”, dijo.

Los abogados defensores de los acusados, que en los alegatos habían reclamado que ambos sean absueltos, adelantaron que “van a apelar” porque consideran que “las condenas muy fuertes”.