El futbolista portugués Cristiano Ronaldo, jugador de Juventus de Italia, fue condenado hoy a 23 meses de prisión y al pago de 18 millones de euros por eludir el pago de impuestos por 5.700.000 de euros, aunque no deberá purgar su pena en la cárcel, según lo estableció hoy la Justicia española.

El delantero portugués reconoció los hechos ante el Tribunal de la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid en una audiencia que se celebró tras el acuerdo alcanzado entre la defensa del jugador y la Fiscalía.

Ronaldo y las autoridades españolas llegaron a un acuerdo donde ambas partes negociaron la pena.

Pese al castigo de cárcel, Ronaldo no quedará privado de su libertad por tratarse de una condena que no supera los dos años.

No obstante, el portugués deberá cuidarse de no infringir ninguna ley penal en España porque ello podría significar la reclusión.