George Pell, el tercer hombre de poder dentro del Vaticano y encargado de las finanzas, fue condenado por abuso sexual de menores por la Corte de Melbourne en Australia. Se trata de un hecho que ocurrió en los ’90 contra dos monaguillos de 12 y 13 años durante una celebración en la Catedral de San Patricio de Melbourne.

El veredicto fue emitido el pasado 11 de diciembre, pero este no pudo divulgarse hasta este lunes por razones legales. El cardenal puede afrontar hasta 50 años de cárcel en la segunda parte del proceso que comienza este miércoles. El hecho se conoce luego de que el Vaticano realizara una importante cumbre sobre pedofilia.