La nena fue rescatada de la casa del albañil que estaba trabajando en el conventillo donde ella vive con su madre y sus hermanos.

Un equipo médico corroboró que Camila sufrió abuso sexual. La nena de 9 años tiene en su cuerpo lesiones compatibles con acceso carnal, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad porteño.

Camila fue encontrada en la casa de un albañil que había empezado a trabajar en el conventillo de Floresta en el que ella vivía con su madre y sus hermanos.