El Ministerio de Salud confirmó que un bebé de 10 meses es el tercer caso de sarampión autóctono entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires en lo que va del mes y el cuarto durante 2018. A los casos de un nene de cinco meses y una nena de seis meses conocidos la semana pasada, se sumó ahora el bebé de 10 meses que reside en la localidad bonaerense de Quilmes.

Este rebrote de la enfermedad pone en alerta a las autoridades sanitarias, ya que el último caso de sarampión endémico se había registrado en el año 2000. En marzo de este año se confirmó el primer caso, en una niña de 8 meses.

El último caso “fue detectado en la investigación epidemiológica de los dos primeros casos, iniciando síntomas a fines de junio”, informó la cartera que conduce Adolfo Rubinstein.

“Los tres casos presentaron clínica compatible (fiebre, exantema, tos y conjuntivitis) y fueron confirmados por serología (IgM positiva en suero) y detección de genoma viral por PCR”, indica el último boletín epidemológico que difundió el Gobierno.