Gran conmoción viven los residentes de Albany Township, en Pensilvania (Estados Unidos), donde una mujer declaró que halló colgados a sus dos hijos en el sótano de la casa.

Según las fuentes policiales, la mujer regresó a su vivienda el 23 de septiembre pasado en horas de la tarde y encontró inconscientes a Conner (8 años) y Brinley Snyder (4).

El personal médico que arribó al domicilio le realizó tareas de reanimación a los menores, que fueron trasladados de urgencia a un centro médico, donde fallecieron el 26 de septiembre con 14 minutos de diferencia, tras quitárseles el soporte vital.

De acuerdo con la policía, la madre de los niños regresó a su casa en Albany Township alrededor de las 16:30 horas, y encontró dos sillas de comedor volcadas en el piso cerca de los cuerpos de sus hijos.

Según registros de la corte, los niños estaban inconscientes y en paro cardíaco cuando fueron encontrados, pero los médicos los revivieron camino al hospital.

Las autopsias se realizaron la semana pasada y no arrojaron resultados concluyentes. El forense afirmó que se necesitan más pruebas y exámenes antes de poder determinar la causa y la forma de la muerte.

De acuerdo con los primeros informes del caso, por el momento no hubo arrestos y la principal hipótesis apunta a que los chicos se quitaron la vida.