Foto: ANSL

El domingo se llevó a cabo un procedimiento en Villa Mercedes, como respuesta al reclamo de la comunidad y para ayudar a controlar el negligente transitar de un importante número de motociclistas por las principales calles, burlando normas de tránsito, en especial semáforos, poniendo en riesgo su integridad y la de terceros.

La situación tuvo un revés este domingo, cuando se implementó un procedimiento policial sorpresivo en 14 puntos simultáneos de la ciudad, “correspondiente cada uno de ellos a las comisarías y destacamentos del ejido urbano, que reforzaron su personal para esta ocasión y siguieron una planificación dispuesta por la Unidad Regional II de la Policía de la Provincia”, explicó el comisario Gabriel Molina, a cargo del turno dominical.

“El operativo se llevó a cabo, entre las 20:00 y las 00:30, en 14 puntos simultáneos, escogidos estratégicamente a fin de evitar la masividad y alta velocidad de motos, por lo que se buscó regular la velocidad, controlar las medidas de seguridad y, principalmente, apuntar a la educación vial”, detalló el policía.

“Se recargó 57 efectivos de franco, de servicio, y se brindó logística con 14 vehículos oficiales. Se identificaron a 357 personas, 330 motos y 105 automóviles, labrándose un total de 137 infracciones y procediéndose al secuestro de 53 motos. Además se demoraron a 4 personas mayores de edad y a 2 menores de edad imputables (16 y 17 años), uno de ellos femenino. Los motivos de estas medidas fueron portación de arma blanca, supuesta autoría del robo de la moto que conducía uno de ellos y los demás, por intentar eludir los controles y carecer de la documentación de los vehículos en que transitaban”, agregó.