El 2018 fue uno de los mejores años de la historia de River. El conjunto de Núñez se consagró campeón de la Copa Libertadores por cuarta vez, con el plus de que el duelo decisivo fue frente al rival de toda la vida, Boca.

Sin embargo, la defensa del título comenzó con sufrimiento para los dirigidos por Matías Biscay (Marcelo Gallardo sigue suspendido por la Conmebol), ya que empataron sobre la hora 1-1 con Alianza Lima en Perú.