Las recientes amenazas del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, así como el polvorín en que volvió a convertirse Medio Oriente, son las amenazas actuales que enfrenta la política exterior de los Estados Unidos.

Hasta hace pocos días, Donald Trump era noticia por el juicio de destitución que le inició el Parlamento, pero pronto se produjeron los ataques verbales desde el pequeño país de Lejano Oriente y una sucesión de hechos violentos con epicentro en Irak, pero con gran protagonismo de su vecino Irán.

Para Harry Kazianis, investigador del Center for the National Interest, un instituto con sede en Washington, «Kim Jong Un ensaya un peligroso juego geopolítico» cuando desafía a los Estados Unidos.