Los diez teléfonos que son analizados en la causa por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell aportarán más de 4 terabytes de información. Esos datos deberán ser analizados por los investigadores para tratar de obtener datos sobre la participación y el rol de cada rugbier a la salida del boliche Le Brique el 18 de enero.

Los teléfonos fueron desbloqueados este lunes y son estudiados por peritos de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina (PFA), con sede en la Escollera Norte de Mar del Plata. La extracción de datos continuaría al menos hasta este jueves.

Mientras tanto, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, estimó este miércoles por la mañana a la prensa que el resultado preliminar del estudio podría llegar a la fiscalía el viernes para comenzar con la segunda etapa «que es de análisis».