La senadora Cristina Kirchner le solicitó al juez federal Claudio Bonadio que cite a declarar como testigo al presidente Mauricio Macri en el marco de la causa de impulsaron los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, en la que la ex mandataria figura como acusada de ser la jefa de una asociación ilícita.

Según Cristina, tanto Macri como el presidente de Boca Daniel Angelici, sindicado como un operador judicial del macrismo en Comodoro Py, deberían ser citados para que indiquen si han tenido “algún tipo de participación en las supuestas tratativas que precedieron a la incorporación de Ángelo Calcaterra (primo del jefe de Estado) al programa previsto en la ley 27.304”, de protección de testigos e imputados colaboradores.

Calcaterra encabezaba de la empresa IECSA y declaró en la causa como imputado colaborador, y según la senadora resultó “privilegiado con una de las sortijas” que entregó el fiscal Carlos Stornelli, según dice parte del escrito en el que pidió el apartamiento del juez.