La expresidenta Cristina Kirchner será indagada mañana en el juicio que investiga irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz, según informaron los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Andres Basso y Jorge Gorini.

Ocho días antes de asumir como vicepresidenta de Alberto Fernández, la dirigente peronista se sentará en el banquillo de sospechosos junto al empresario Lázaro Báez, quien se negó a declarar ante el Tribunal Oral Federal 2.

Como siempre, en la indagatoria, Cristina Kirchner podrá declarar, negarse a hacerlo, contestar o no preguntas de las partes o presentar un escrito, como suele hacerlo.