El entrenador de River brindó una conferencia de prensa en la que dijo que actuó “impulsivamente” en Porto Alegre y dijo estar tranquilo antes del fallo de la Conmebol.

“Actué impulsivamente y perdí la razón. Pero tengo tranquilidad y me parece que no hay argumentos para invalidar la situación que claramente hemos logrado en la cancha. No hay argumentos para que nos saquen de la final”, señaló el DT la rueda de prensa luego de realizar el descargo ante la Conmebol.

Además, para explicar el motivo sus acciones durante el 2 a 1 de su equipo frente a Gremio en Porto Alegre, Gallardo admitió: “Cuando uno actúa con el corazón a veces pierde la razón. Si fue un acto de indisciplina pido disculpas como hice en mi descargo ante la Conmebol”.

El entrenador de River justificó así su entrada al vestuario en el entretiempo de dicho encuentro, pese a que estaba suspendido por la Conmebol.