Foto: web

Un estudio científico reciente publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó que el coronavirus queda flotando por el aire menos de 4 horas y no es posible el contagio si una persona pasa por un lugar al que estuvo una persona infectada, por lo que las mascarillas, tapabocas o barbijos no serían necesarios.

El documento, remarcó que existe riesgo de contagio en el caso que no se respete el distanciamiento social recomendado en un metro. En caso de no cumplirse, las personas están más expuestos a las gotas respiratorias con capacidad de infección que se produce cuando un infectado tose o estornuda.

Pero, la nueva revelación es que el Covid-19 es pesado y no se dispersa más de un metro, porque antes cae al suelo por su propia gravedad.

Por eso, otra forma de contagio es si se toca una superficie sobre la cual una persona con el virus en su organismo haya dispersado sus gotas al toser o estornudar.