Una joven veterinaria fue violada y quemada viva por cuatro hombres que se habían ofrecido a ayudarla con el pinchazo que había sufrido en su motocicleta cuando volvía a casa en la India.

Priyanka Reddy avisó a su hermana para decirle que tenía una rueda pinchada en la moto y que tenía miedo de un grupo de camioneros que había cerca de ella y que se había ofrecido a ayudarle con el pinchazo. Su hermana le aconsejó que caminase hasta encontrar un taxi para volver a casa, pero nunca más volvieron a hablar.

El cuerpo fue hallado la mañana siguiente por un vendedor de leche. Estaba tan calcinado que su familia tan sólo pudo identificarla gracias a un relicario que llevaba.

Cuatro hombres han sido detenidos por este brutal crimen gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad. La policía piensa que los propios agresores podrían haber pinchado la rueda de su moto para facilitar su ataque.