La imagen fue compartida por una de las trabajadoras del hospital brasileño y conmovió a millones de usuarios en redes sociales.

Ana Cristina Mamprin se retiraba de su turno cuando se topó con una escena conmovedora. Cuatro perros apostados en la puerta del hospital, mirando atentamente y siempre vigilantes hacia el interior del centro médico.

Preguntó a sus compañeros que sucedía y porqué estaban ahí los animales y la respuesta le pareció sorprendente y digna de ser compartida con el mundo: llevaban horas parados en ese lugar a que saliera su dueño, un indigente sin hogar que estaba siendo atendido en la urgencia.

Mamprin retrató el momento y lo compartió en su cuenta de Facebook con un relato de lo ocurrido, el que no tardó en volverse viral.