En la víspera del desempate que definirá el tercer ascenso a Primera, el entrenador de Independiente le traslado la presión a Huracán, aunque aseguró que confía “a muerte” en sus jugadores. Además cuestionó la designación de Ceballos como árbitro.

Todavía está demasiado fresca en la memoria la chance que se escurrió el domingo. Pero también está muy cerca otra oportunidad, la última de la que dispondrá Independiente para volver a Primera. A menos de 24 horas del duelo en el estadio Ciudad de La Plata, Omar De Felippe optó por una estrategia verbal cautelosa y le trasladó la mochila del favoritismo a Huracán, aunque remarcó que confía “a muerte” en sus jugadores.

“Ahora nadie confía en nosotros. Ya no somos candidatos y vamos de punto”, aseguró el entrenador del Rojo, en conferencia de prensa. De todas maneras, sacó pecho y sostuvo que le gusta “que el resultado parezca puesto”. “Tengo fe, confío a muerte en este plantel”, se envalentonó.

Más allá de su particular estrategia motivacional, el técnico también se hizo tiempo para cuestionar la designación de Diego Ceballos como juez del duelo. “Ya no hay que quejarse, porque está todo resuelto. Pero la verdad no me gustan las estadísticas del árbitro con Independiente”, disparó. De los seis partidos en los que Ceballos lo dirigió, el Rojo empató dos y perdió cuatro.

De Felippe no agotó allí el terreno de las suspicacias, ya que también se mostró sorprendido por el rendimiento de Patronato el domingo, en el partido que el conjunto entrerriano igualó 0-0 en el Libertadores de América. “Hicieron un buen partido, pero si hubiesen jugado así todo el año, hubieran peleado el tercer puesto con nosotros”, aseguró.

Al momento de enfocarse en la pelota, el entrenador consideró que la clave del partido con Huracán estará en “tener la pelota, no perderla y no correr tanto, estar más atentos, más precisos” y no confirmó la alineación que presentará. Las dudas pasan por la recuperación de los futbolistas que arrastran molestias. El más complicado es Gabriel Vallés, que está prácticamente descartado. Su lugar será cubierto por Jorge Figal.

La incertidumbre también se cierne sobre la presencia de Federico Mancuello, aquejado por una contractura en el gemelo izquierdo. “Lo vamos a esperar hasta último momento”, sostuvo De Felippe. Así, los once serían Diego Rodríguez; Figal, Cristian Tula, Sergio Ojeda, Claudio Morel Rodríguez; Zapata, Franco Bellocq, Mancuello o Insúa; Matías Pisano, Daniel Montenegro; Sebastián Penco.

En cuanto al acompañamiento que Independiente tendrá en el estadio Ciudad de La Plata, sus hinchas agotaron hoy las 9.000 populares que salieron a la venta. En cambio, todavía quedan algunas plateas (cuestan $300), que se expenderán este miércoles, a partir de las 9, en la sede de Avenida Mitre 470.