Las rejas aparecieron de un momento a otro en mayo de 2018. Los obreros acababan de terminar de restaurar la Plaza de Mayo cuando empezaron con la colocación de las protecciones, pero la Justicia porteña falló en contra de la modificación este jueves.

El juez Osvaldo Otheguy resolvió que la instalación de las rejas es ilegal “por haberse realizado sin respetar el artículo 4.1.2.2.1 del Código de Planeamiento Urbano”.

De acuerdo con la norma vigente, todo proyecto que la modifique el aspecto de la Plaza de Mayo deberá contar con visado previo del Consejo y ser aprobado por ley, cosa que no ocurrió con la protección puesta por el Gobierno porteño.