Estaba a apenas 500 metros de la costa de Hokkaido, en Japón, pero un día el islote Esanbe Hanakita Kojima desapareció sin estruendos y sin dejar rastros, engullida por las aguas del Pacífico norte.

Con apenas 1,4 metros sobre el nivel del mar, Esanbe Hanakita Kojima era uno de los 158 islotes e islas deshabitadas a los que el Gobierno de Japón les puso nombre oficial en 2014 con el objeto de delimitar la extensión de sus aguas territoriales.

Pero no se la ve desde septiembre a pesar de que estaba a 500 metros de la costa de la localidad de Sarufutsu.

Los habitantes recién se percataron de que no estaba cuando llegó el autor Hiroshi Shimizu a hacer su segundo libro de imágenes sobre las islas del Japón, informó el sitio The Guardian.