Un equipo de profesionales en Psicología y Psicopedagogía lleva adelante la iniciativa que se ha ofrecido hasta el momento en diez establecimientos escolares.

En busca de sensibilizar y concientizar sobre situaciones que pueden generar violencia escolar, el Ministerio de Educación tiene en marcha un ciclo de capacitación denominado “Convivencia escolar”, destinado a alumnos del nivel  secundario. La propuesta, que es dirigida desde el Plan de Mejora Institucional, implica jornadas con diversas consignas e instancias de conversación y reflexión.

La responsable del Programa, Julia Pedernera, explicó lo siguiente: “Se busca analizar situaciones de conflicto escolar desde las distintas vivencias, fomentando la toma de conciencia”. También afirmó que “se trata de espacios de expresión de las emociones para la resolución adecuada de los problemas, donde se promueven vínculos saludables, desnaturalizando cualquier forma y acto de violencia”.

Al respecto, indicó que participan catorce profesionales y que no sólo implican a los alumnos sino también a los docentes. Además, dijo que hacen un trabajo especial, con presencia permanente de un integrante del equipo en instituciones que necesitan mayor atención.

Pedernera detalló que en el cierre de la actividad los chicos adquieren un compromiso de responsabilidad para evitar situaciones conflictivas. Y que en algunos establecimientos incluso se crea un Consejo Escolar que atiende ese tipo de temas.

“En el marco de este proyecto se organizan encuentros regionales con los docentes, donde se aborda la convivencia junto a la educación sexual y las adicciones”, añadió.

En referencia a los próximos destinos de la propuesta, indicó que estarán la semana próxima en la Escuela “Esteban Adaro” y luego en la “Faustino Mendoza” y el Centro Educativo “Eva Perón”.

En busca del mejor rendimiento

Sobre el Plan de Mejora Institucional que fue planteado para las escuelas de la provincia, la especialista manifestó que alcanza a 139 escuelas de la provincia y que también desarrollan otras líneas de trabajo como clases de apoyo, proyectos sociocomunitarios, tutorías, talleres de orientación vocacional, y una coordinación.

“El objetivo general de este plan es disminuir los índices de repitencia, deserción y sobreedad escolar. Para ello se acompaña en los trayectos escolares desde el ingreso, durante la permanencia en época escolar y en el egreso de los alumnos”, remarcó.