Los Investigadores de la Universidad Nacional de San Juan acaban de presentar a “Ingenia prima”, el primer dinosaurio gigante que habitó el planeta hace más de 200 millones de años. El hallazgo fue una sorpresa incluso para los científicos ya que supera tres veces el tamaño de los dinosaurios más grandes del Triásico conocidos hasta ahora.

San Juan se caracteriza por haber sido cuna de los dinosaurios más antiguos del mundo. Ahora, un descubrimiento paleontológico permitió determinar que, además fue tierra de especies gigantes: hallaron en el yacimiento de balde de leyes, en Caucete, al ingentia prima, que habría tenido una masa corporal de hasta diez toneladas.

El descubrimiento fue publicado por la revista Nature Ecology & Evolution, que tiene impacto mundial. Se trata de otro aporte paleontológico de Balde de Leyes, al que ya bautizaron como el “nuevo Ischigualasto”.