Mary Turner Thomson, una mujer de 53 años en Edimburgo (Escocia), descubrió que su esposo tenía otras tres esposas y que era padre de al menos 13 chicos con seis mujeres.

De acuerdo con la mujer, su marido, el estadounidense William Allen Jordan, afirmaba ser un agente secreto de la CIA, los servicios de inteligencia norteamericanos.

“Conocí a William en internet cuando era madre soltera con un bebé de nueve meses. Fue muy encantador”, recordó Mary, en declaraciones al Mirror.

Según su relato todo fue muy vertiginoso en su relación. “Comenzamos a salir y en dos semanas él me pidió que nos casáramos”, sostuvo Thomson.

Si bien su primera reacción fue rechazar la propuesta, poco después asumieron el compromiso y estuvieron casados durante cuatro años.

“Después de seis meses de estar juntos, me quedé embarazada, lo cual fue una gran sorpresa porque me dijo que era infértil”, afirmó la esposa.