Copa Libertadores. Fuentes del organismo le aseguraron a Clarín que le darán por ganado el partido al equipo de Gallardo por 3-0 y que la Bombonera sería suspendida por una importante cantidad de partidos. Habrá además una multa económica para ambos clubes.

Son horas clave para definir qué sucederá con River y Boca en la Copa Libertadores. Desde temprano, y pese a que en Paraguay es feriado, altos dirigentes de la Conmebol están reunidos en Asunción para decidir si se jugarán los 45 minutos restantes del último Superclásico o si, por el contrario, se le dará por ganada la serie al equipo de Marcelo Gallardo y se le impondrá una severa sanción al club que conduce Daniel Angelici.

Aunque la decisión no se conocerá hasta última hora de la tarde o incluso el sábado al mediodía, fuentes cercanas a la Conmebol le adelantaron a Clarín que River pasará a cuartos de final de la Copa al darle el partido ganado por 3-0 y Boca recibirá una dura suspensión. Extraoficialmente, se habla de un año sin poder participar de torneos internacionales y dos años sin poder hacer de local en La Bombonera. Además, los dirigentes de ambos clubes recibirán una multa económica por ingresar indebidamente a la cancha cuando el partido todavía no se había suspendido, al tiempo que habrá otra sanción -mucho más severa en materia económica- para Boca por la agresión a los jugadores de River.


En la decisión del organismo sudamericano será clave el informe arbitral. El juez Darío Herrera explicó: “Vamos a analizar todo lo sucedido. Nos tenemos que reunir en un ámbito tranquilo para ver bien todas las incidencias”. Enseguida reconoció algo obvio: “La idea era hacer todo lo posible para seguir jugando el partido”.

Apenas suspendido el partido, en Boca decían que se jugará el período pendiente y hasta arriesgaban fecha, hora y cancha: el sábado a las 15, en Vélez, sin público. Al revés, en River se mostraban optimistas con que les otorguen los puntos. Es más, Jorge Brito, uno de los vicepresidentes, hasta citó el artículo 23 del reglamento disciplinario de la Conmebol y un antecedente de 2002: por un monedazo al árbitro Angel Sánchez, le dieron por ganado un partido a Olimpia por 2-0 ante Cobreloa. ¿Qué dice ese artículo? Que “cualquier equipo por cuya responsabilidad se determine el resultado de un partido se considerará como perdedor de ese encuentro por 3-0”. Entonces, si la Conmebol opinara que Boca es culpable, River ganaría esta revancha por 3-0.