El 3 de agosto próximo por una resolución del Superior Tribunal de Justicia los juzgados laborales y correccionales de San Luis y Villa Mercedes comenzarían a trabajar sin papel y de manera totalmente digital. Sin embargo ya hay voces de desacuerdo. NDSL pudo hablar con el Dr. Alberto Gimenez Domeniconi, presidente del Colegio de Abogados y Procuradores de San Luis, quien explicó las razones por la que consideran que la despapelizacion traería problemas a los procesos judiciales en la provincia.
¿Por qué piensan que no es apropiado llevar a cabo la despapelizacion?
Nosotros no estamos en contra pero vemos que no están dadas las condiciones para hacerlo de manera abrupta, necesitamos que se haga de manera paulatina, entendemos que no están dadas las condiciones como para llevarlo a cabo de la manera que lo propone el Superior tribunal.
El sistema informático no nos da las garantías suficientes, permanentemente se nos cae el sistema; al impedirnos el llevar las actuaciones legales en soporte papel, nos vamos a ver impedidos de llevar actos procesales lo cual nos parece de una peligrosidad importante.
También está el tema de los Token, el soporte para materializar la firma digital que puede adquirirse en un solo lugar en la provincia y no hay stock suficiente.
¿Es decir que en la actualidad ya hay abogados usando este sistema y han encontrado problemas?
Hay 250 abogados que ya tienen la firma digital y son muchos los problemas: el sistema no les carga los escritos, o no permite ingresar porque se ha caído. Un tema fundamental es que los navegadores que se usan (chrome, mozilla, internet explorer) para enviar a través de la web los actos procesales, tienen actualizaciones (JAVA por ejemplo) que terminan atentando contra el sistema informático del Poder Judicial que no está preparado para enfrentarse con esas actualizaciones.
Repito no estamos en desacuerdo con la implementación sino que lo que solicitamos es que sea de manera paulatina por ejemplo con los expedientes nuevos y ver realmente si es útil, porque la única utilidad que le vemos hasta ahora es que no se va usar más papel, el problema de la justicia no se va solucionar con esto.
La Dra. Boiero, Secretaria de Informática judicial, planteaba que no se trataba de un problema de software sino de capacitación, de que los abogados no sabían cómo manejar el sistema ¿Qué nos puede decir al respecto?

El sistema en si no es engorroso de manejar, el tema es que justamente por más que estés capacitado si el sistema no permite mandar el escrito no lo vas a poder hacer. Si se lograra enviar los archivos de manera segura sería fantástico pero no se logra.
¿Han tratado de hablar con el Superior Tribunal de Justicia respecto a esta situación?
Pedimos tener una reunión previa y nos dijeron que explicitáramos o le manifestáramos los problemas, se lo mandamos conjuntamente con la nota que enviamos y pedimos la suspensión de la acordada la cual había sido dictada. Queremos que siga coexistiendo la posibilidad de enviar soportes procesales mediante soporte papel y evitar estos problemas que venimos señalando.