Lo aprehendieron este lunes a la noche en su casa de La Calera, tras la detención del jockey brasileño que corría sus caballos, que confesó haber participado del homicidio.

El intendente de La Calera, Diego Lorenzetti, acababa de participar anoche en la marcha que habían organizado en el pueblo para reclamar justicia por el homicidio de su esposa, Romina Aguilar. Había vuelto a su casa en el pueblo y estaba con su hijo de 16 años cuando le llegó la noticia: la jueza Virginia Palacios había ordenado detenerlo con el propósito de establecer si tuvo algún tipo de vinculación con el crimen de la joven. Como segunda medida, hoy será indagado.
El funcionario comunal fue apresado por una brigada de la división Homicidios que viajó a la localidad del Departamento Belgrano, ochenta kilómetros al noroeste de San Luis, una vez que recibió la orden de la jueza. Alrededor de las once de la noche, el sospechoso ya estaba en San Luis.