Un ciudadano argentino de 70 años que llegó a utilizar tres identidades falsas fue detenido este jueves en Madrid como acusado de liderar la banda más importante de falsificadores de documentos de España, la cual abastecía especialmente a marroquíes para poder ingresar a ese país.

El sospechoso, llamado Néstor Aníbal, su hijo y otra decena de personas fueron detenidos luego de casi un año de investigaciones que terminaron cuando se encontró un laboratorio completo dedicado a la confección de documentación apócrifa, el más grande hallado hasta ahora en España, según explicaron.

La Policía realizó nueve allanamientos en todo el país, en los que se encontraron grabadoras láser, máquinas industriales, seis impresoras láser, dos prensas de impresión tampográfica y termográfica, dos escáneres, tres equipos informáticos de última generación y unas 2.000 tarjetas en blanco, la mayoría con el chip incorporado, lo que demostraba un gran conocimiento sobre el tema, sofisticado y profesional.