Es Cristian “Memo” Méndez, de 30 años, ex pareja de Karina Flamenco, quien falleció en el hecho. Era buscado por más de 60 policías. Su captura había sido pedida por el fiscal del caso.
La policía bonaerense arrestó esta noche a Cristian “Memo” Méndez, de 30 años, el hombre acusado de haber iniciado el incendio en el que murieron su ex mujer, Karina Flamenco; su pareja y seis chicos.

Méndez fue arrestado en la casa de su abuela, ubicada en Villa Domínico. Fue trasladado de inmediato a la DDI de Morón, donde quedará alojado por el momento.

La captura de Méndez había sido solicitada por el fiscal de Morón Sergio Dileo. “Estamos poniendo el máximo esfuerzo. Nuestra Policía está buscando arduamente a este brutal asesino que provocó una tragedia incomprensible, que nos causa un profundo dolor”, sostuvo ayer el gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Y calificó de “bestia” a quien incendió la precaria casa de Merlo “con criaturas inocentes de por medio”.

Méndez, precisamente, era buscado por cerca de 60 efectivos policiales: 10 grupos de la DDI de Merlo y otros 10 de la Departamental de Morón, según confirmaron fuentes policiales a Clarín. “Había una relación conflictiva entre la mujer y su ex. El la había agredido a golpes en la calle. Estamos tratando de localizarlo, porque no tiene domicilio fijo”, informó Hugo Santillán, titular de la DDI de Merlo. La causa está caratulada como “homicidio agravado por el medio empleado y por violencia de género”.

Méndez es paciente psiquiátrico del hospital Posadas. Amigos y familiares de las ocho víctimas fueron los primeros en apuntar contra él. “Ayer, me dijo: ‘Mañana vas a tener noticias de tu amiga y sus hijos’. Siempre los chicos del barrio salían a defenderla. Esta vez no los pudimos salvar”, contó Ana, una vecina. El 7 de marzo, Méndez había golpeado a la mujer en la calle. En esa oportunidad, la Policía llegó al lugar a partir de un llamado al 911.

Las autopsias establecieron que toda la familia murió por inhalación de monóxido de carbono. Sólo Karina, su actual pareja y una nena tenían quemaduras parciales, ya que los otros cinco chicos fueron sacadas de la vivienda por los vecinos.

De acuerdo a los peritajes, se descartó que el fuego haya comenzado por un cortocircuto o un escape de gas, por lo que se cree –como aseguró Scioli– que el incendio fue iniciado desde afuera de la casa. “Les prendió fuego. Esperó que se encerraran y les prendió fuego con todos adentro”, dijo Julia, madre de Gastón –la actual pareja de Karina– y abuela de los chicos muertos.