Los palestinos de la Franja de Gaza enterraron ayer a sus muertos, un día después de que una gran manifestación terminara con 16 personas asesinadas por el ejército israelí. Ayer hubo nuevos heridos en otro enfrentamiento en la frontera.

El ataque tuvo lugar el viernes, cuando miles de habitantes de la Franja de Gaza acudieron a la frontera con Israel para manifestarse por el Día de la Tierra Palestina (un homenaje a seis palestinos israelíes muertos en 1976 en movilizaciones contra la confiscación de tierras por parte de Israel). Cuando los manifestantes llegaron al límite de seguridad de 700 metros planeado por los organizadores, el ejército israelí respondió tirando gases lacrimógenos y munición viva para dispersarlos. Así fallecieron 16 palestinos y más de 1200 terminaron heridos.

La llamada “Gran Marcha del Retorno”, que comenzó el Día de la Tierra, se prevé que dure seis semanas, hasta el 15 de mayo cuando se cumpla el 70 aniversario de la creación del estado de Israel.